Varios equipos habrían acusado formalmente a G2 Esports y Perkz por tampering y mala praxis ante Riot Games

Varios equipos habrían acusado formalmente a G2 Esports y Perkz por tampering y mala praxis ante Riot Games

Publicidad

Los cuestionables movimientos de G2 Esports con respecto a algunos jugadores del circuito profesional de League of Legends habrían terminado con una acusación de varios equipos a la entidad y a uno de sus jugadores. Según VPEsports, sus fuentes le han enseñado capturas de pantalla en donde Luka “Perkz” Perković supuestamente habría mantenido conversaciones con jugadores con contrato en vigor. Esta práctica, conocida como «poaching» o «tampering» está sancionada por Riot Games con hasta 15 partidos en algunos casos.

Fernando Cardenete, periodista especializado en deportes electrónicos, ha explicado en su cuenta de Twitter que las sanciones realizada por Riot Games en estos casos suelen ser inconsistentes. Desde penas de cinco meses sin jugar, hasta algunas de 60 días, pasando por otras que solo implicaron multas monetarias. La desarrolladora no parece tener claro cómo actuar en estas situaciones.

Dthq01pxgaa2pph Jpg Large

Contactos ilegales con los jugadores

Según las normas establecidas por Riot Games, si los equipos quieren contactar a un jugador lo único que pueden hacer es preguntarle a ver si tiene contrato en vigor con alguna organización, al menos en un primer momento. Si la respuesta es negativa, el jugador puede negociar libremente; pero si el implicado tiene algún acuerdo vigente, el conjunto debería contactar inmediatamente con el agente del jugador.

El «tampering» ocurre cuando alguna entidad, ya sea por medios de su entrenador, jugador o dueño, interviene de manera directa o indirecta con un miembro de otro equipo. El matiz del asunto es que no solo es ilegal ofrecerle una cantidad de dinero mientras tiene un contrato activo, sino que también lo es intentar convencerle –cifras aparte- de que fiche por tu organización aunque no haya una propuesta en firme.

G2 Ocelote

Las fuentes del medio norteamericano, tendrían en su poder numerosas pruebas que certificarían los movimientos ilegales ejecutados por Perkz. Estos no solo apuntan a los polémicos fichajes de Alfonso “mithy” Rodriguez y Jesper “Zven” Svenningsen por la entidad alemana, también se habría actuado de manera impropia con Andrei “Odoamne” Pascu, y la pareja de la bot lane Kim “Wadid” Bae-in and Petter “Hjarnan” Freyschuss.

No ha trascendido cuáles son los equipos implicados en esta denuncia colectiva a Riot Games. La sombra se cierne también sobre el fichaje de Rasmus "Caps" Winther, que abandonó Fnatic para ir a G2 Esports hace pocos días, aunque no hay nada concreto al respecto. Lo que sí se sabe es que la forma de actuar de la compañía estaría implicado a Perkz como primer eslabón de una cadena que finalizaría con el fundador y CEO del equipo, Carlos “ocelote” Rodríguez. VPEsports ha contactado con el conjunto y les han dicho que Perkz “nunca ha contactado con jugadores bajo contrato”.

Patrik Sättermon, el jefe de la oficina gaming de Fnatic, ha dicho a través de redes sociales que la escuadra no tiene intención realizar ninguna queja formal a Riot por en relación al supuesto "poaching realizado en LCS/LEC". Sättermon ha pedido calma a la comunidad:"Poned las palomitas en el suelo. Vamos a mirar hacia delante, al increíble año que nos espera en League of Legends".

Imagen vía Riot Games

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio