Cinco normas de la Overwatch League que no te esperas que existan

Cinco normas de la Overwatch League que no te esperas que existan

Publicidad

En vista de que cada semana que pasa en la Overwatch League, conocemos un nuevo escándalo relacionado con la mala conducta de varios de sus jugadores, no extraña que el código regulador de la liga sea duro y estricto. Eso sí, hay reglas un poco extrañas y de eso es de lo que hablamos en este texto.

La filtración de el libro de reglas que tantos debates estaba suscitando desde antes incluso del comienzo de la competición, hace que ya tengamos unos papeles sobre los que discutir asuntos con razón de ser. Estas son las cinco normas más estrafalarias de la Overwatch League.

Los jugadores no pueden llevar excesiva joyería

En el escenario de la liga, los jugadores no pueden vestir demasiada joyería. La responsabilidad de determinar la cantidad adecuada es de la League Office, organismo regulador de la competición. "Los jugadores deberán tener una cantidad razonable de joyería, anillos, brazaletes o collares".

Entiendo que tener a un 50cent por allí no es razonable, y que en vista de la cantidad de problemas que ha tenido la liga, tiene sentido hiperregular la competición y no se pueden dejar muchas cosas en el terreno del sentido común. Aún así, se me haría muy extraño ver a un jugador con cadenas de oro o los anillos de Ali-G.

No a las pulseras fit o smart watches

Hace unos meses, Movistar Riders anunciaba que usaría weareables en sus jugadores para comenzar una investigación basada en Big Data para ver como influye la preparación física y mental en el rendimiento deportivo. A priori, esto sería imposible en la Overwatch League.

Todos recordamos esa foto de Zlatan Ibrahimovic con ese dispositivo para registrar sus pulsaciones durante el partido que se podía ver tras un final de partido en el cual se quite la camiseta. En la competición de blizzard no están permitidos “smart watches, dispositivos inteligentes, dispositivos fitness o cualquier dispositivo con capacidad de computación que no sea un relog digital."

Blizzard puede hacer un Gran Hermano

En el apartado 8.3 del libro de normas de la temporada inaugural de la Overwatch League, llamado Reality Programming, Blizzard avisa de que tiene el derecho a crear un programa, documental o serie sobre la vida de los jugadores. Si Blizzard quiere, podría poner cámaras que graben "24/7" la casa del equipo, la zona de entrenamiento o incluso los lugares de competición.

Su vida pertenece a los creadores de Overwatch, así de claro. Al menos tienen el detalle de asegurar que no podrían cámaras en los baños de los equipos. Buena gente.

Vivan los chivatos

Como digo, el código de conducta es una de las partes más reguladas. Todo lo que digan, hagan o muestren los jugadores durante sus streamings, partidos competitivos o redes sociales está muy limitado. Drogas, apuestas, alcohol o el odio a minorías está más que sancionado, pero lo que también lo está es el no comunicar a la liga cuando alguien lo hace.

Existe el delito por omisión, pero de ahí a que no chivarse de la conducta de los demás pase a ser sancionable, hay un trecho. “Estar al tanto de cualquier conducta prohibida por parte de un jugador o mánager implica avisar a la League Office. No realizar este proceso, es una violación de las reglas de la liga".

No hay que mezclar esports con política

Es cierto que hay sanciones en los deportes reales por este tipo de asuntos y el lazo amarillo de Pep Guardiola puede dar fe de ello, pero ese empeño por separar deporte y política tiene más razón de ser por las (escasas) muestras de sentido común de los jugadores que integran la liga. La Overwatch League prohíbe que los jugadores apoyen a candidatos políticos o iniciativas de dicho ámbito.

Sin embargo, tanto los videojuegos como los deportes son, hasta cierto punto, medios cobardes que viven en un pan y circo constante. Evitar la confrontación es clave para que una liga no pierda aficionados en un mundo que cada vez está más polarizado. Algún día entenderemos que la política está en todo y no únicamente en el Congreso, tal y como indican las raíces griegas de la palabra.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio